¿Qué es la ambliopía?

Actualizado: abr 19

La ambliopía u ojo perezoso es una patología visual que debe ser diagnosticada y corregida en la infancia. Se trata de una disminución de la agudeza visual, sin que por ello exista lesión orgánica ocular. Por regla general se manifiesta en un solo ojo y se produce como consecuencia de la ausencia de estimulación durante el desarrollo visual de tu pequeño. Descubre cómo se manifiesta el ojo vago, la causa más común de pérdida de visión en los menores.


Cuáles son las causas de la ambliopía.

La ambliopía puede ser causada por el estrabismo, cuando cada ojo mira en una dirección. En estos casos, suelen existir antecedentes familiares. Esta anomalía también se explica por la anisometropía, es decir, una considerable diferencia de graduación entre un ojo y otro. Asimismo, los pequeños con cataratas congénitas son susceptibles de presentar ojo vago. En estas circunstancias, la luz no llega a la retina a través de estructuras transparentes.


Los síntomas del ojo ambliope.

Debes saber también que si esta patología no se trata en la infancia (antes de los siete u ocho años), no podrá revertirse en la edad madura. Por eso es tan importante prestar atención a síntomas como estos durante la denominada etapa de plasticidad cerebral de tu hijo:


1. Los ojos del niño se entrecierran.

2. El pequeño agacha la cabeza con frecuencia.

3. Uno de los ojos de tu hijo se traslada hacia dentro o afuera, pues no se comunica debidamente con el cerebro.

4. El menor no percibe la profundidad.

5. El niño se acerca demasiado las cosas a la cara.

De todos modos, debes tener presente que esta patología no resulta muy evidente. Solo un examen visual exhaustivo podrá concluir que, efectivamente, existe este problema. Debes pedir cita durante sus primeras semanas de vida si ya percibes que sus ojos deambulan. También si en tu familia ha habido casos de cataratas infantiles o estrabismo.



Tratamiento del ojo vago.

Los expertos en salud visual realizarán pruebas de agudeza visual, análisis de los músculos oculares, estudio del reflejo de las pupilas, evaluación de la córnea, refracción y otros exámenes. ¿Qué ocurre si determinan que tu hijo padece ambliopía? Tu pequeño deberá llevar gafas graduadas y parches en el ojo dominante (el ojo fuerte).


Otras soluciones más allá de los parches.

Las oclusiones son los remedios más empleados para la corrección, pero existen otras alternativas. Te hablarán del uso de filtros sobre los cristales de sus gafas, de otros sistemas que hacen la visión del ojo bueno borrosa o del empleo de la atropina con el fin de dilatar la pupila del ojo dominante. Si las soluciones que, como ves, son sencillas y eficaces se aplican en el momento indicado, el niño recuperará la visión de manera total.

Recuerda acudir a revisión con tu pequeño para evitar la ambliopía y otros problemas visuales en niños. Un diagnóstico precoz permitirá corregir esta anomalía con un procedimiento simple y eficaz. Protege sus ojos hoy para que no se resientan en el futuro.



Fuente: http://www.nosinmisgafas.info/blog/salud-visual/que-es-la-ambliopia

0 vistas

© 2020 by Óptica Pablo